La leyenda

 

Fué un cantante Panameño

sonero y con mucho estilo,

Frank Roberto era Señores

y sabor no le faltaba.

A la música se entregaba

con respeto y con pasión.

Dos corcheas tenía por piernas

y vacilaba en silencio,

llevaba el clave en la sangre,

ése era el Frank Roberto

 

Ni arrogante ni ambicioso,

con poquito se arreglaba,

 esperando por un contrato

que su talento buscaba,

comiendo una vez por día

cuando el dinero faltaba

 

Fué único en su género

y nos dejó como herencia,

un sinfín de sentimientos

que de niño ya cobijaba,

tradiciones heredadas

de otros grandes que cantaban.

 

Nunca hizo mucho alarde

de su sapiencia compadre,

y si un músico llegaba tarde

lo miraba de reojo,

jamás alzaba la voz

pa´demostrarle su enojo.

 

Hablaba siempre con calma;

hombre de exactas palabras

le bastaba con la parada

y le sobraba experiencia.

Usaba  poco la ciencia

para expresar con respeto,

los ritmos y las cadencias

que le fluían de adentro.

 

Te fuiste yendo de a poco

de nuestro lado cantando.

Fué un privilegio escucharte

en esas noches rumberas.

Como llenar este espacio

y el silencio que nos dejaste,

mudas quedan las congas

y los músicos al recordarte.

 

Te decimos hasta pronto,

todos aquí reunidos.

 Dificil será aceptar

el hecho de haberte ido.

„Te mudaste pa´l otro barrio“

ya lo dijo Rubén tu amigo,

no hay letra que no hayas cantado

ni música que no has querido.

 

Frank

 

Como llenar ese espacio

y el silencio que nos dejaste.

Que suene fuerte el aplauso

y retumben fuertes los parches.

 

a Frank Roberto Mc Clean, nacido en el Barrio

El Chorillo Panamá

 

           

            Antonio Bucak

            Hamburgo, 27 de abril de 2018

 

 

 

Druckversion Druckversion | Sitemap
Impressum: Katrin McClean, info@katrinmcclean.de